Seguidores

jueves, 24 de enero de 2013


AHORA

No tengo ningún olvido
Que te pertenezca,
Sepultado bajo cipreses
Ni madreselvas,
No cubrí con los silencios
Lugar de tu geografía entera.

Para que olvidarte
Si al tercer día
Como viento resucitaste,
Si eres la savia vieja,
La raíz que enterró bajo tierra
Las lágrimas del sauce.

Ahora que estás despierta
Y yo  escucho el revuelo
Del colibrí en tus caderas,
Bebamos de nuestras bocas
En pequeños sorbos de deseo
de la fuente de agua nueva.

Ahora que en nuestra piel
Ya no quedan hojas secas,
Aremos los surcos
Bien profundos,
Que hasta el tiempo se olvide
Que en Otoño no germina trigo.

¡Denudémonos bien desnudos
No disfracemos el destino,
Que ya hay puentes
Sobre el mar mas profundo!

(José Huete García. Enero 2013)

4 comentarios:

  1. "Ahora", ese es el instante en que la vida se hace eterna, ..y el "nunca" se destierra, porque lo vivido ya no podrá formar parte del olvido...ahora en un resucitar de una muerte inducida...no hay cabida más esperas...el tiempo apremia...Bellos, siempre tus poemas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo has leido perfectamente liliana. besitos.

      Eliminar
  2. Escarbemos con las manos,con el alma, o lo que quede de ella, hasta que sangren. Escarbemos mas allá de la piel. Quien sabe, tal vez no sea tarde. Desnudos, ya nada pueden quitarnos. Vulnerables si, pero mas enteros que nunca. Maravilloso José.

    ResponderEliminar