Seguidores

miércoles, 31 de diciembre de 2014

GEOMETRÍA  VARIABLE

Desde la vertical del verbo
que exige la plenitud
del sentimiento
Hasta esas líneas adyacentes
que se establecen
en la periferia de nuestro ser
Hay un designio
que habilita la curvatura
rotunda de nuestra piel

Ser geómetra
no impide la versatilidad
con que mi boca profana
cada ángulo agudo
Que en su voraz vértice
acoge la iniciática promesa
de la infinita línea recta

Es la sublime materialización
de la palabra
que abandona toda elipse
Y el difuso suspiro
que la hace eterno alarde
para ser invariable poliedro
en lo concreto de tu centro

(José M. Huete Garcia. Diciembre 2014)

D.A.R.


CON LOS OJOS CERRADOS

Me pregunto
si existen esos días
en que la alegría llega
sin preámbulos
de tristeza

En que lo lejano
se acerca
Sin que traiga de la mano
una nostálgica
incerteza

Si hay mañanas
de invierno
En que el hielo
no sea blanca mortaja
de las flores

Si nada cambia
una vez al menos
Cuando la paloma
deja de ser inocente
en el frío viento

No quiero ser testigo
de la muerte
por decreto
Ni que en mi terraza
amanezcan pétalos secos

Si en invierno
han de morir las rosas
que cuido con mimo
Prefiero cerrar mis ojos
en este tiempo

(José M. Huete García, Diciembre 2014)

D.A.R.
HOY QUEDA EL SILENCIO

Hoy
no consigo escuchar
las pisadas del tiempo
Otras veces
tan escandalosas
Tan llenas de melodías
de la amapola
gritando
su fe libertaria
De la guitarra entregada
al lamento
de un alma desgarrada

Hoy
tiene el tono neutro
del silencio
de la vacuidad
enredadera de la nada
Del amor apóstata
que a sangre fría
reniega de un te quiero
Que ayer
con urgencia
trepidaba en el viento

Nos quedaremos solos
tu con tu empeño
de iniciar
otro vuelo
Yo con este silencio
que me esquilma
la palabra
Que me llena del veneno
de esos versos
que mueren por dentro

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.
YA NO NOS MIRAMOS

Hay un tiempo
de los dos
Que tu
dedicas a tus circunstancias
Y yo a mensurar
la dimensión
de tus olvidos

Me robas las horas
una a una
Como el viento
roba su sombra
a los olivos

Agitas la pleamar
para que repleta de sal
quede mi memoria
Por si quiero
mirar    hacia atrás
y ver como te has ido

A mi me gustaba
ese tiempo pálido
de tus pasos cortos
y cuidadosos
para no pisar
la humildad de los lirios

Ahora el sol
se derrama solitario
sobre los campos
Y tus caprichos de niña
de rostro descolorido
dejan yerma
la osadía de mis  sentidos

Yo quise que fueras
azucena blanca
y nardo
Flor de azahar
y cerezo sonrosado
Pero tu quisiste
ser el río que se va raudo
entre los álamos

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

lunes, 29 de diciembre de 2014

ELUCUBRACIONES PARA UNA DESCONOCIDA

Es esa sensación del analfabeto
lo que siento
cuando insistes
en desmenuzar como azucarillo
el sentimiento
con el versátil lenguaje de la duda
con la hermenéutica del miedo
del presentimiento

no tengo sangre de políglota
ni pretendo ser ilustre académico
ni encuentro la palabra justa
cuando me sabe amargo el verbo
que sin prejuicio predicas
como astróloga de lo cierto

no soy terapeuta de la honra
que porque tu mama te lo decía
cuando por tus venas sientes
correr insensato el fuego
ya das por perdida
ni sé hacer sombras chinescas
en las paredes de tu infierno
para vanalizar tu conciencia

estoy seguro que afirmarás
que son elucubraciones gratuitas
y que es posible que me acuses
de incorrupto machista
y yo me excuso si duele
pues reconozco no conocerte
si asi lo hiciera
seria el mas sabio de los hombres
que media vida en ti adivina
y la otra entrega sin condiciones

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.

sábado, 27 de diciembre de 2014

NO ES CONTRADICCIÓN

Desear morir antes de tiempo
no es un delito que comete la flor del laurel
cuando en las sienes se acallan los recuerdos
Ni cuando las manos que acariciaban
abriendo la infinita ternura del sentimiento
ya no tienen el bullicioso color del crisantemo

Todo cambia sin que ese reloj
que nos va haciendo gajos entre sueños
nos pida permiso para dejarnos desnudos
de todo aquello que creímos que era nuestro
De todo aquello que a diario contábamos
como la esencia de nuestro centro

Cuando así sucede sin poder evitarlo
hacer de los sentidos un silencioso reproche
para poner a lo vivido un epitafio
Es la legitima venganza del corazón
que siente en el olvido la traición
a lo que firme prometió el pensamiento

Pero no sientas angustia de piel seca
si ya no hay entusiasta fruición
en el roce anhelado  de nuestros cuerpos
Ni me pidas que de rodillas me disculpe
pues no es que el corazón peque
es que late dentro de un perfecto esqueleto

(José M. Huete García. Diciembre2014)

D.A.R.

jueves, 25 de diciembre de 2014


GRISÁCEOS MATICES

Está gris el día
desolador
Con ese matiz plomizo
de lo pétreo
Con ese mar pausado
que se acaba
antes de llegar
al borde del ensueño

Una lluvia gruesa
sin delicadeza
derrama recuerdos
sobre los tejados
Y repican
como reflejos del ayer
como pregunta
sin respuesta

En el centro
letárgico del alma
el sentir reitera
su cansancio
La obligada demora
de las horas
cuando faltan abrazos

Hay tantos matices
en los grises augurios
de la tristeza
Tantas huellas
inequívocas
en el caminar de la lluvia
en el oscuro revés
de las hojas

Hay tantas lagrimas
que se secan
sin dejar en el el rostro
mas surco
que las de la paradoja

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.
PALABRAS A LA BÚSCA DE UN POEMA

Hoy tengo motivos
para escribir un poema
Una mirada del sol
que como aguardiente
me arde
entre los dientes
Un montón de sueños
que encontré
en los bolsillos
de una vieja chaqueta

Se murieron de frío
aquel mes de Enero
En que me cansé
de escuchar el invierno
en la aterida aldaba
de una cerrada puerta

Me pediste
que te olvidara
Que el pasado
ha de ser de hielo
y sin respuesta
Que si el sentimiento
es frío y transparente
hay que dejar que muera

Pero tu y yo sabemos
que las palabras viejas
perviven
lejos  del olvido
en la busca de un poema

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

ONÍRICAS REALIDADES


He tenido sueños
tan largos
tan solitarios
que me dejaron exhausto
Y con tu inexistencia
exigiéndome
un final adecuado

No hemos compartido
un lugar en el espacio
Ni un tiempo
sujeto con clavos

No hemos sabido
el uno del otro
Ni hemos sido actores
en una obra de teatro
que repartiera papeles
para poder hablarnos

Y sin embargo
no puedes negar
que te he soñado
Que hemos compartido
el mismo bosque
de Caperucita y el lobo
De Blancanieves
y los siete enanos

Que a pesar de todo
estamos seguros
Que en cualquier sueño
podemos
volver a encontrarnos

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.
UNA GOTA DE ACEITE

Hay dos maneras
de mirar al cielo
Desde abajo
y celebrar
la celestial cordura
escrita en azul celeste
O a través de tus ojos
y sentir que profundo es
el abismo de la locura
cuando en tus pupilas
el corazón se me pierde

He de reconocer
que te guardo 
para los días oscuros
Cuando lloran las nubes
punzantes cristales
Cuando la brisa
no trae aroma de azahares
y el alma muestra desnuda
cada una de sus heridas

Sé que el amor
es sabio y delincuente
Que oculta los bálsamos
que de otros lugares
sin permiso ha robado
Que se hace rogar
y le place ser tan deseado

¡Mas cuanto vale
una gota de aceite
en la vela que no arde!

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.

martes, 23 de diciembre de 2014

PARA SIEMPRE

Aún te recuerdo
allí
adormecida
bajos los tilos

yo te cubría
con aromas
de verde savia
enfebrecida

te decía
palabras de río
que dejaba ir
en la corriente

ya no volvían
en los acordes
lánguidos
de la brisa

porque ya sabían
de la muerte
que el amor
es al tercer día

me tatué
tu nombre
con agua cristalina
y sellé los bordes

al  tercer día
bese tu  frente
cerré los ojos
y fue para siempre

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.
FUGAZ POEMA


No puedo reprimir
esos silencios
que ponen puntos y comas
a este sentir
Que en secreto
y sin permiso
en versos te pronuncia

No puedo acallar
esa melodía
Que en insumisa metáfora
de infinitas notas
te transforma

Y tu vienes en el aroma
de los pinos
En el sabor
de la tierra madre
En el murmullo del agua
que con cadencia de lluvia
en río te desbordas

Y no consigo
que cuando lo deseo
de poema tomes la forma
Te deslizas efímera
sin dejarme tu eco
en la memoria

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.

LAS BUENAS MANERAS

Eres mujer elegante
y de buenas maneras
En una mano un parasol
En la otra un pequeño bolso
con lápiz de labios
y una polvera

No falta en tu atavío
ni un detalle
Que no de por cierta
tu buena cuna
Ni el exquisito cuidado
de tu belleza

Tuve un corazón
hecho de piedra
Y una forma de amaestrar
la conciencia
a la que calificarías
de falta de delicadeza

No se cual es la razón
de que para ti
escriba mil poemas
en papel satinado
pluma de ganso
y bien cuidada letra

Quizás ocurre que el amor
llega vestido de etiqueta
Y poco a poco
se desnuda sin pudor
para que la sinceridad
asome sus vergüenzas

(José M. Huete García. Diciembre 2014)
D.A.R
PARASOLES AMARILLOS

No tengo alas para volar
Velas para navegar
No alcancé nunca
la altura de un cometa
Ni acompañé a las olas
reviviendo en la arena

Tampoco hablé
con las estrellas
No estuve presente
cuando los dioses
jugaban a ser relámpago
y trueno en la tormenta

¡Solo supe que una rosa
llora lágrimas de rocío
si muere una mariposa!

Anduve entre las flores
Dormí a la sombra
de los pinos
Anidé en la recia rama
de los olivos
Dejé las espinas
en el borde del camino

¡Aprendí que el destino
es  ser  canto rodado
en el cauce del río!

Y ahora
que los parasoles
son de color amarillo
Que el sol ya dejó
demasiadas huellas
en mis mejillas
Me conformo
con recorrer tus surcos
con la perseverancia
de una pequeña hormiga

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.

domingo, 7 de diciembre de 2014


TIERRA ADENTRO

Tierra adentro
en los confines de mi mundo
de entelequias
y quebradizos sueños
Hay una tierra virgen
esperando el roturar de tus dedos
La húmeda lluvia
de tus besos
La tranquila germinación
del deseo
con los pétalos abiertos
Con el grito
exultante de los matices
de un te quiero
Con el apacible suspiro
con que un instante
se inhala de lo eterno

Tierra adentro
tras mis desiertos
Hay un alto en el camino
Una sinfonía de sentimientos
Hay un reducto sin tiempo
donde ya se segaron
las espigas maduras del olvido
Donde la espera
es el acto de amor
mas incruento

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.
PALABRAS DE POETA

Puedo trasgredir
las leyes de la física
Que cuando me hablas
palabras hechas de viento
se escriban renglones
en una cuartilla

Puedo hacer
de la sangre tinta
Que por mis venas corra
verso a verso
la memoria
de tu tierra prometida

Puedo ser la ola
que palabra a palabra
narre la historia
de ese beso
Que deja en tu orilla
la primera caricia

Puedo sujetar
el viento en mis manos
Cuando el tiempo respira
silabeando
cadencias de tango
de una guitarra afligida

Puedo ser la pena
que respira atrevida
cicatrices de los sueños
O el rayo que se oculta
cuando el sol
madura tu sonrisa

Puedo ser el poeta
que al oído te susurra
ecos de lo eterno
Que en silencio
la piel te acaricia
con alas de poesía,

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.

viernes, 5 de diciembre de 2014


UN VASO, UN TRAGO, UNA NOCHE

Ya no había vino
en el vaso vacío
que dejaste
Cuando la noche
dejó de tallar estrellas
entre los pinos

Quedaban
restos de tu aliento
en el fondo
Y en los bordes
la huella
de tus labios rojos

Me los bebí
de un solo trago
Me sacié de ti
Y al alba
esperé borracho
Para hacerme
de tu recuerdo
fiel lacayo

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.
HORA Y LUGAR SIN DETERMINAR

No era de día
ni de noche
Era un momento apócrifo
en el tiempo
Cuando te dije
aquel te quiero
Tan sentido
tan verdadero

No se si soplaba el viento
o todo estaba en calma
Si había distancias
que sobrevolar
Para que escucharas
claras
cada una de mis palabras

No sé si las rosas
se vistieron de gala
O si las espinas
de las zarzas se aguzaban
Para que la brisa
las uñas
de rojo se pintara

¡Son tan insignificantes
los detalles
que dan hora y lugar
a ese instante
que quedará sin mancha!

Quizás
Es en la indeterminada
frontera de los sueños
Donde el sentimiento
en silencio se escapa
Como un azorado suspiro
que no quiere ser
badajo en la campana

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

jueves, 4 de diciembre de 2014


UN LUGAR PARA TI

Piedra lisa
resbaladiza
es la que talla el río
caminante
de su muerte
La que envuelve
fría
el rostro
ingrávido
sin nombre
bajo los cipreses

Hay días de la ira
que mueren
sin pertenecerme
Arenisca
de metálicos sones
en mis venas
Sin agarre
sin raíces
en la vaciedad
de lo inerme

No te despidas
sin conocerme
Sin saber
de mis rincones
Que aunque áspero
tienen
un lugar para ti
Sin celosías
sin desdenes

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.


SIN EXASPERACIÓN

Amor
Que apacible es este tiempo
que transcurre entre tu y yo
Ahora que los dos sabemos
que estamos a la distancia apropiada
de los sueños
Que los dos nos hallamos
tan ciertos
en la lejanía de los  miedos
Que la levedad de los suspiros
sin apremios
no es motivo de confrontación
Que a tanta coincidencia
nos hemos acostumbrado
que más que amantes
somos perfectos funámbulos
Que no hay horas
sin dedicación
Pues en todas tejemos
ese manto que nunca es corto
ni estrecho
Y si no lo estiramos
y de mutuo acuerdo
llamamos amor.
sin mayor o menor exasperación

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R

miércoles, 3 de diciembre de 2014

ATREVIDA GALANTERÍA

Cuantas veces
te digo
en palabras escritas
y pocos medidas
Todo lo que siento
latir
entre las sienes
y un corazón en delirio

Es tan impulsiva
esta sangre
que hace riego
en tiempo inoportuno
Que por travieso
merezco castigo
Por decírtelo
con susurro al oído

No tomes en cuenta
de lo que luego
me desdigo
Y toma con paciencia
mi recital de motivos
para ser como agua
en incontinente río

Son tus ojos
cuando me miras
La largura de tus piernas
cuando con tu falda
las abanicas
Las que me castigan
a no saber
si lo que te digo
es sentir sincero
o atrevida galantería.

(José M. Huete García. Noviembre 2014)
D.A.R

martes, 2 de diciembre de 2014

EL ALIENTO DEL AIRE

En el aliento del aire
he visto como el cielo
escupe nubes negras
Son tristezas de las estrellas
cuando alrededor
de tus ojos
se acristalan
ventanales con tus penas

He naufragado tantas veces
en insepultos credos
de perversa inocencia
He creído tantas veces
que bastaba el crujir
de la palabra
con voz de pertenencia

He negado
que entre las manos
que se aman
se alzaran empalizadas
Que con la derrota
de un instante
que cabalga desbocado
se pierda la batalla

He creído firmemente
que no hay viento tan fuerte
que a las flores
arranque de sus raíces
He sabido del destino
de la simiente
si en la hora de la luna
es cuarto creciente

Si en el dolor
se atropellan
las soledades pendientes
Ese suspiro que inútil
en el aliento se ahoga
ha de ser en el aire
el eco que permanece
Cuando el reloj
en las horas se desboca

(José M. Huete García. Diciembre 2014)

D.A.R.

lunes, 1 de diciembre de 2014



ME INUNDAS

En los charcos
que ayer me dejaste
junto a la lluvia
he visto un reflejo
de tu rostro
evaporándose
No he podido evitar
el transitar de tus ojos
húmedos
llorosos
El pálpito de tu mirar
en mis talones
No he podido
averiguar
las razones
de que seas agua
después de la lluvia
De que una gota tuya
me inunde
las zonas oscuras
donde solo tu
te haces costumbre

(José M. Huete García, Noviembre 2014)

D.A.R.
DE DIA Y DE NOCHE


Está bien visto
que sean los perros
los que en la noche prediquen
su hambre
La soledad de las calles
La suciedad que enturbia
la quejosa indiferencia
de las farolas
para que nadie las apague

Pero es de mal gusto
que sean los humanos
los que de día se lamenten
de su mala suerte
Que abran los paraguas
si no llueve
para que los protejan
del capricho celeste de las nubes

Qué contradictorio secreto
les corroe
para aborrecer los brillos azules
Para preferir los aullidos
que profiere la herrumbre
de las sombras
que destilan soledades

Es por eso de la culpa
que no quiero
De los miedos de dentro
que no obedezco
Que en el alba busco
la protectora desobediencia
de la palabra
Y en la noches
cuando tu me dices
a tus brazos me entrego
Y si callas
esperanzado me duermo

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R. 
EL OTRO LADO DE LO OBVIO

Hoy puedo ver
gotas de lluvia cristalina
Que iluminan el misterio
que ocultas
tras el profundo negro
de tus ojos
Donde los míos
se aventuran

Hay estrellas distantes
que cuentan
en destellos de azares
Lo que la atadura
de lo obvio
saber no me deja

Puedo ver los destellos
que irisan de deseo
la rojiza iniquidad
que me insinúa tu boca

¡Que estrechos son
los caminos de la lujuria
Cuando la carne
enmudece
Para no dejarse ver
en sus desnudeces!

Hay en tu piel
trigales llenos de rocío
al amanecer
Lirios salvajes
que se abren sedientos
el anochecer

Y en los amargos
silencios de mis manos
Surgen murmullos
que aniquilan
esa serena templanza
que no quieren obedecer

Si de amar al dictado
se trata
Si la imprudencia
es seguro castigo
Dejaré la penitencia
Para cuando se cumpla
el postrer pecado
que haya de cometer

(José M. Huete García. Noviembe 2014)

D.A.R.

domingo, 30 de noviembre de 2014

LA ESPERA DEL POETA

El tiempo se sucedía
corría tras de si mismo
raudo como marca el día
que se queda sin destino

acabaría su camino
cuando el sol se queda ciego
cuando hieren los espinos
cuando el alma mira al cielo

no había humo ni fuego
que lo quemara en astillas
solo un gemido del viento
abriéndole las heridas

la llamaba cada día
su alma lloraba desierta
sus ojos la perseguían
y la esperaba a la puerta

era muy larga la espera
eran muy breves los ecos
que anunciaban primavera
en la espalda del invierno

ya no creía en su credo
ni en salmo de anacoreta
así sentía en los dedos
morir el candor del poeta

no acabarán las esperas
si al filo de la locura
a un sueño no se entrega
al de la palabra impura.

(José M. Huete García. Noviembre 2014)
D.A.R

sábado, 29 de noviembre de 2014

CALLADO SENTIMEINTO

Hay un sentimiento
que guardo
cerca de mis raíces
y que no puedo pronunciar

Palpita nerviosa
la palabra
Tecleando notas
en ese espacio
entre labios y dientes
sin poderla modular

No es excusa
del corazón cansado
para junto a un vaso
un cigarrillo apurado
y un viejo violín
intentar olvidar

Es solo susurro
el vuelo del colibrí
Cuando a una rosa
le parece gentil

Es murmullo del aire
la caricia de la brisa
Si es suave
aroma de alhelí
lo que anega
de ganas de vivir

No pronuncia
en palabras
la voz enamorada
la dimensión exacta
de un sentir

Es la muda voz
del alma
Que en risueña risa
o huérfano gemir
un imposible elipse
se afana en describir.

(José M. Huete García, Noviembre 2014)

D.A.R.

SE PARÓ LA LLUVIA

Pausada viene el alba
a mi ventana
Con voz queda
me llama
Me recuerda
que hoy es nuevo el sol
Y antigua la sombra
de la noche
que me expatría
del borde de tu falda

Que se enciende la luz
para el que ama
Que la brisa
es caricia calida
de la rosa enamorada

Que es del color
de los claveles
el beso que mi boca
te reclama

Que los juncales
son el cimbreante
verde de tu talle
Cuando me invitas
a ser tu pareja de baile

Me apresuro
a abrir de par en par
cristales y cortinajes
A creer sin duda
que si tu me llamas
Es que ya se paró la lluvia
de las lágrimas.

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

jueves, 27 de noviembre de 2014

LO ÚNICO CONCRETO

No se equivoca el río
cuando se hace agua tersa
y en celestes se refleja
Porque es dulce
el sueño que se alarga
en la cintura de una caña
erguida y esbelta

Ni cuando es torrente
con una gota de lluvia
a cuestas
y por un abismo se despeña
Porque a veces
la muerte
es un húmedo delirio
que grita y apremia

Desde mi silencio
hasta la palabra
que del enigma te desvela
Son infinitas
las apresuradas
aquiescencias
y las inquietantes esperas

No vienes desnuda
del lastre de las horas
que perturban
la imagen
Que tras mis ojos
te muestran inmensa
evanescente
sin fronteras

Es el amor que por ti
siento
lo que marca la hora
Y el sitio concreto
donde me encuentro

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

miércoles, 26 de noviembre de 2014


SOLO POR UN RATO

Si tu
y yo
siempre caminamos juntos
desde el inicio
del sol
hasta su sombra
desvaída en el ocaso

Si completamos las horas
de la pasión
hasta agotarnos
del alma para abajo

Si no nos importaron
los laureles
con que nos coronó
la primavera
Que bullía
en nuestras venas

Ni el lamento
de la lluvia
que lloraba amarga
en nuestro rostro
nos dejó
impregnado de otoño

Si fuimos
condescendientes
con el tiempo
Que cada uno necesitó
para sus pasos

No es posible
que ahora averigüemos
con congoja
Que el tiempo nos condena
a ser un rastro
bajo las hojas

No ha de ser verdad
que tantas palabras
delirando sentimiento
Que tantos besos
Tantos abrazos
solo sirvieran
para ser por un rato
pisadas en el barro

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

TIEMPOS TURBULENTOS
Amor
sé que son tiempos turbulentos
los que nos toca vivir
Que los meres están encrespados
y naufragan demasiados veleros
Que los sueños
son bajeles lujosos
navegando sin rumbo
sin amarras en seguros puertos

Me dices
Que te quiebra el alma
ver tantos restos del naufragio
abandonados en tu playa
Tantos velamen deshecho
en acantilados del alma
Tantos maderos
al capricho del viento

Pero me apena
que ten convencida me digas
que por miedo al temporal
no te atreves a zarpar
Que es mejor que la distancia
se acorte
en tiempos de templanza

Y yo siento que el tiempo
se acaba para nosotros
Que mas vale
un abrazo que de verdad
se desea y no se alcanza
Que matar la esperanza
en una cala bien resguardada

Ya fuimos los niños
que con barquitos de papel
en el estanque jugaban
a ser marineros
Pero que distinta es la brisa
en una tarde serena
de un verano de inocencia
de estas marejadas
en las que todo cambia

Te propongo que pactemos
con el sentimiento
que sabemos sincero
un camino mas corto
un tiempo para nosotros
Y no esperemos
que cese el relámpago
para que en su fuego
nos purifiquemos de nuevo

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

martes, 25 de noviembre de 2014

NO PUEDO PERMITIRME

No quiero
perderme un instante
de ese diálogo
que se establece
entre nuestra sangre
y unos labios
expectantes
cada vez que en un sueño
siento
el vértigo del deseo

No son palabras
ni voces autorizadas
las que explican
que no hace falta
la oscura noche
para penetrarnos el alma

Que solo es necesario
el misterioso acorde
de un sentimiento
para sentir
como se enlazan
nuestros cuerpos

No puedo permitirme
estar ausente
cuando se hace lluvia
trueno
arco iris
la humedad de tu cielo

Hay mucha esperanza
entre los luceros
aunque el día oculte
el secreto de tus bordes
y muy poca tiempo
para ser recolector
de misterios

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

lunes, 24 de noviembre de 2014

LETREROS DE NEÓN

Nunca serán ciertos
los letreros
que como semáforos rojos
Señalan
un intermitente
camino del infierno

¡Qué tienen que ver
los rojos neones
con el  pecado!

¿O es que acaso
el alma cuando anda
en sus tinieblas
Necesita que una luz
la ilumine
de cintura para abajo?

¿Y donde quedan
las lágrimas
que alfombran
las tabernas?

¿Y donde las esquinas
que al doblarlas
Es para volver a miar
a la soledad con inquina?

Solo hay oscuras calles
Manos que se retraen
cuando se pregunta
Quien cerró la puerta
del cielo
prometido a espuertas
Quien apagó la luz
para que tanta basura
tanta mentira
no se viera

(José M. Huete García Noviembre 2014)

D.A.R.

domingo, 23 de noviembre de 2014

EL DESEO

No hay palabras de amor
ni tiernos abrazos
ni apasionados besos
Que enciendan el fuego sacro
qe esta pasión
que por ti siento

Es la misteriosa cadencia
de lo eterno
cuando en el alma
se hace el total silencio
Para poder escuchar
en tu cuerpo
el pentagrama completo
de una oración
de recogimiento.

(José M. Huete García. Noviembre 2914)
D.A.R

sábado, 22 de noviembre de 2014


LA SOMBRA TRAS DE MI

He de caminar con el sol
hacia donde se viste de noche
sin arrepentirse
Si no quiero perder
la sombra que me sigue

Es el integro yo que traza
los sombreados lindes
que me definen
desde donde vengo
al otro lado del sol
Hasta este instante de ahora
donde se quedan
el color de lo fugaz
y sus matices

Si vienes para amarme
mira atentamente
lo que de mi persiste
Cuéntame de las distancias
que recorrí
De la historia que se tejió
de vaticinios y quimeras
De las palabras
que en altas paredes
escribí
con los silencios de ti

Que ya mis ojos
no se volverán del revés
Que el ayer
ya te lo concedí
Y lo que queda por darte
es tiempo que se acaba
cuando llegues
delante de mi

(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.

viernes, 21 de noviembre de 2014

NUNCA TE NEGUÉ TRES VECES

Nunca huiré cobarde
a la hora de prestar
mi juramento
de fiel amante
¡Ni quiero
Ni puedo
Dejar de amarte!

Ni osaré negar
que es en tus ojos
donde encuentro
ese sereno destello
Que impide
que mi soledad
se haga tormento

Ni callaré la verdad
sin proclamar
Que son tus brazos
las ramas fuertes
donde me refugio
cuando como niño
me asusta el trueno

Y mucho menos
ocultaré avergonzado
Que me embeleso
cuando en tus labios
asoma la roja flor
de un beso

No podrá afirmar
el alba que te trae
que la noche fue triste
Que te negué
tres veces

Estas tan presente
en las horas del fuego
Y en las del lamento
de plata y nácar
Que ya mi corazón
de pasión arde
en hoguera permanente

(José M. Huete García. Noviembre 2014)
D.A.R
UN UNÍSONO VUELO

Son tan insensatos los ojos
que quieren permanecer ciegos
cuando la lluvia tiene el sabor
amargo de las lágrimas
Cuando amar es tan necesario
que se acepta como tormento

Es tan repulsiva la voz callada
cuando hay calles que son ríos
Donde la vida naufraga
hambrienta de esa abundancia
Que entre neones de plástico
como verdad se proclama

Están tan vacías las manos
que permanecen perfumadas
Cuando hay pies descalzos
que buscan desesperados
un soleado adoquín
que los salve del barro

Es tan cruel la promesa vana
la que no brota del alma
Que no llora su espanto
Que solo es conveniencia
para el misterioso exégeta
que en discurso todo lo cuadra

Cuando hay duelo en el alma
y dolor vomitan las entrañas
de nada sirve vocear el lamento
Si no hay otro corazón
que preste libre su manos
sus hombros y espalda
para iniciar un unísono vuelo

(José M. Huete García. Octubre 2014)

D.A.R.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL ALMA LLORA

A veces me preguntas
cual es el motivo
de mi profunda melancolía
Si sentirte conmigo
no es suficiente alegría

Inquieres con ahínco
si no hay beso de tu boca
Que profane
ese dolor que guardo
de forma tan sacrílega

Me interrogas
en mi ser mas profundo
cuando eres hoguera
que hasta las entrañas
de pasión me quema

No son mis ojos
los que lloran de pena
Tu eres el sol
que los iluminas
El que me cura la ceguera

Mas no sé amor mío
cual es la respuesta
Si es triste obcecación
o es que en las lagrimas
perdura la inocencia

(José M. Huete García. Octubre 2014)

D.A.R.
EL SENTIMIENTO

Cuando se ha de hablar
del amor en concreto
Se acobarda el corazón
y pide le venia el razonamiento
Son largas parrafadas
sobre acomodos y distancias
Un completo manual
de derechos y deberes
de agravantes y atenuantes
Una perfecta teoría
sobre como mantener vivo
a lo que nunca tuvo vida

El sentimiento se esconde
para no sentir menosprecio
Por no parecer el enemigo
Para no pedir perdón
por creer que el pecado
es cualquier obvia ecuación
admitida sin resistencia
Para no ser expulsado
a esa espesa tiniebla
de la marginal sinrazón

¡Cuanta batalla debe perder
El que con el alma
Plena de locura se enamora!

Cuanta inútil diatriba
en una guerra que no acaba
Que cada centímetro
que parece se gana
Un decreto maligno
lo convierte en exigua nostalgia
de lo que se sabe
como derecho a ser proscrito
por tanto ser temido.

(José M. Huete García, Noviembre 2014)

D.A.R.

martes, 18 de noviembre de 2014

EN LA LLUVIA

Hoy
Ese repiqueteo incesante
de la lluvia
en mi techumbre
no es el tartamudeo
de los días grises
cuando lloran

Son los recios pasos
de la memoria
Que obligan
a sentirte presente

Son el juramento
que me hace
húmedo el viento
De que nunca serás
agua que se va
en el torrente

Es tan firme el golpeteo
de cada gota
Tanto pesa
cada palabra
que al destino del surco
se abandona
Que creces en mi
como raíz
bajo la hojarasca

Son los días cansados
meditabundos
los que arrastran
los pasos
para mancharse de barro

(José M. Huete García, Noviembre 2014)

D.A.R.

lunes, 17 de noviembre de 2014

EN EL PARÉNTESIS

Fue tan sencillo imaginarte
cabalgar a uña del viento
entre estrellas y luceros

Llenar de luna tus cabellos
de uva dulce y madura
el cesto de tus besos

Fue tan fácil opinar
que cruzar el mar
en el cimbreo tu cintura
Es ser dueño
de las mareas

Es tan moldeable
el itinerario del verbo
Si un viejo poeta
quiere dibujar sus sueños

Mas que difícil tergiversar
las líneas rectas
que trazó la presencia

La inmutable voz
que serena la tarde
Cuando tu rostro
me muestra
el inequívoco surco
de la pregunta sin respuesta

Que inevitable es
llegar tarde
a la esquina inabordable
de tu paciente espera

Que difícil es
soportar la súplica
El paréntesis
que encierra en el aire
la callada queja

No son circunloquios
ni hábiles excusas
insistir en decirte
Que siempre serán bellas
las petunias
que en tus ojos
encienden primaveras
(José M. Huete García. Noviembre 2014)

D.A.R.
LA RUGOSIDAD DE LO INCIERTO

Hoy he vuelto
al viejo camino de los sueños
Mis pies han llegado cansados
y el equipaje
aún demasiado lleno

Allí nada ha cambiado
desde que una ola sin dueño
me alejó para buscar cobijo
en la caduca materia
de lo cierto

He escuchado el arrullo
de una paloma
aún vestida de inocencia
Que pedía que vaciara
mis bolsillos de miedos

Y una intrigante cigarra
de vuelta de todo
Que descarada reiteraba
Que he de venir desnudo
para atrapar un buen sueño

Soy hijo pródigo
Que vuelve de lo superlativo
Del prefabricado incienso
De un mundo con zapatos
para pisar el musgo

Ya no queda cuerda
para ese silencioso reloj
Que marca las horas
discretas de la duda
y su caminar a ciegas

Si queda un instante
para creer que los sueños
son atrevida fugacidad
Quiero acariciar
la rugosidad de lo incierto

(José M. Huete Garcia, Octubre 2014)

D.A.R.