Seguidores

domingo, 21 de octubre de 2012

EN LA QUIETUD DEL TIEMPO

En esta mañana en el que el sol es pintor que improvisa

matices de azul en las telarañas que la lluvia dejó suspendidadas

entre las ramas de esa palmera, que intenta esconder su senectud

irquiendose tan alta y tan recta, como el rayo que anuncia la luz,

siento como si el tiempo solo fuera una pausa, una Primavera imprevista

entre este Otoño que enmudece mi savia

y ese invierno en que la muerte es solo un instante

vestido del blanco sudario de una nívea pulcritud.

Miro a mi alrededor y no encuentro rastro de esa hojas secas

que se fueron despendiendo de mi piel vestída en los años gozosos,

ni de los jirones doloridos de los harapos que me cubrían

cuando eran acíbar en los labios los lamentos de la espera,

cuando te soñaba arrecife de corales rojos

Y son tantas las eternidades que ya he olvidado

que ya no sé si este tiempo que se detiene sonámbulo,

es solo un capricho que el destino se ha inventado

para que vuelva a sentir en tus manos la caricia de los nardos,

o es que ya no hay espacio para otro surco en mi corteza de árbol.

En esta mañana en que todo se confunde. y la memoria

es un libro inutil, y no encuentro la temparatura al aliento del aire,

un atisbo de locura me dice que todo es carencia

porque te estoy amando.

(José M. Huete García, Octubre 2012)

3 comentarios:



  1. Después de un largo periodo de tiempo, tiempo que a veces no se comporta como nosotros quisiéramos y si como le preceden las situaciones…

    Regreso emocionada a recrearme por este vergel, donde las rosas acompañadas de las letras se mecen creciendo bajo la luz de tu sonrisa.

    Te dejo como bienvenida, un abrazo de golondrinas interpretando los trinos del cariño y la fantasía.


    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  2. ¿Que le replico yo a tus letras si tanto dicen que me dejan sin palabras?, entrar en tu piel a través de ellas, es penetrar en un corazón desbocado galopando sin medida en unas veces, y con rumbo cierto, en otras, pero siempre salvaje y apasionado. LLorando, alegre, perdido, cuestionando, pero siempre vivo!

    ResponderEliminar