Seguidores

jueves, 22 de agosto de 2013

LAS DOS CARAS DEL TIEMPO

Sé del tiempo
y sus dos caras,
ambas inevitables
insaciables
inescrutables
heraldos de la muerte
antes simiente
raíz que socava
con sus dientes
en lo inexplicable
savia que fluye
como certeza
nunca explicada
punto cenital
de la telaraña
omega que mata
con la paciencia
helada
despasionada
sur de todo sueño
del alfa alado
impaciente
indomable bebedor
de polvo de lunas
rocío en los pétalos
de las nostalgias.

Si cuando ante mi
se desenmascare
definitivamente
he de elegir
quiero ver la cara
que ineludible
Me deje en la boca
esa fugaz dulzura
de tus labios de abeja
que me dejan exhausto
de impaciencia.

(José M. Huete García. Agosto 2013)

D.A.R.

3 comentarios:

  1. Después de este poema no tendrías perdón si no supieras elegir la cara de la moneda que te ofrezca ese dulsor....

    ResponderEliminar